jueves, 23 de junio de 2011

Mujeres Violentas


Hay muchas razones por las cuales en los últimos meses se ha tematizado en varios medios guatemaltecos el tema de la violencia y las mujeres. Tanto el tema de las mujeres violentas como el de la violencia hacia las mujeres. Entre las razones están:
  • las diversas candidaturas presidenciales, vicepresidenciales y de diputación en las que por primera vez se observa una alta participación femenina, con sus consecuentes riñas competitivas
  • la captura de mujeres a las que se les sindica del secuestro y asesinato de un niño
  • como una reacción a las peticiones al estado para que brinde protección a las mujeres ante el aumento de casos de feminicidio, violencia doméstica y hostigación pública

Es interesante, porque vemos que la imagen tradicional del género femenino no ha cambiado. A la mujer se le clasifica como virgen, bruja o puta, no hay intermedios. Tanto la virgen como la puta son seres sumisos, utilizables, con la diferencia de que la última es peligrosa, porque si bien no es físicamente agresiva (por supuesto aquí las dóminas no se toman en cuenta) es capaz de seducir al hombre quien, sin voluntad alguna ante sus encantos, es capaz de ser llevado a realizar actos terribles.

Estos roles pre-establecidos para el género femenino que defienden muchas iglesias y grupos "tradicionalistas", es una de las razones por las que no me gustó la tan premiada película "The Tree of Life", en la que la esposa/madre es la típica virgen/santa/mártir que conformaba el ideal de mujer/madre en las películas de los años 50's. En esta película, se presentan los roles masculino y femenino como la lucha constante entre la "naturaleza" (o mejor tal vez el instinto) = padre, frente a la "gracia" (o mejor la virtud) = madre. La mujer aparece como un ser etéreo, casi sin relación con este mundo si no es a través del amor a su marido y a sus hijos. El padre, es el rudo, el exitoso, el que prepara a sus hijos para la dureza de la vida.



Pero para ver a las mujeres como seres humanos como son, debe aceptarse que son capaces de lo más alto como de los más bajo, como cualquier hombre. Y si bien a veces tenemos distintos estilos, podemos ser igual de buenas e igual de malas que aquellos.

Por otro lado, el negarnos la opción de la agresividad, que solo se nos permite cuando está dirigida a subalternos (sirvientas, hijos, personas de condición social inferior), hace que muchas mujeres no salgamos de situaciones de dependencia o de maltrato, o no podamos escalar posiciones en los trabajos, en los que la "agresividad" (masculina) es considerada virtud.

En el cine y en los comics, las mujeres a las que se les permite la violencia están generalmente vestidas de forma muy sexy. Tenemos entonces la situación absurda de heroínas o malvadas, que tienen que correr con tacones de aguja o tienen que luchar contra hombres acorazados, vestidas en una especie de bikini, o con un gran escote. Esto es, me parece, para que los hombres y las mujeres, no las sientan como una verdadera amenaza.



Por eso me pareció muy interesante la serie que realizó Méndel Samayoa llamada Sweet Dalila, sobre una sicaria en Guatemala. Una chica que, si bien es muy buena en la cama, no se viste de una forma sensual, sino más bien toma la indumentaria típica de los asesinos masculinos (la capa, los lentes oscuros). Es decir, no es la chica sexy, agresiva pero necesitada de protección como lo es, por ejemplo, Rosario Tijeras o, hasta cierto punto, Perdita Durango. María Mercedes Arce como Sweet Dalila representa esta mujer "neoliberal" de una forma muy convincente.

Al ser entrevistado el director en la revista Recrearte, explicó:

Sin embargo, el primer proyecto netamente tuyo es Sweet Dalila, ¿dónde nació la idea de este cómic?

Me reuní con un amigo y mi prima para decirles que quería hacer un cortometraje llamado El malo, por diversas circunstancias no logré hacerlo. Después, leyendo mis libros de Boogie el aceitoso de Fontanarrosa, encontré que él decía, por medio del cómic, lo que yo quería decir. Así nació la serie de 30 cortometrajes que escribo, produjo y dirijo, llamada Sweet Dalila. Con esta parodia, siento que estoy diciendo lo que debo. Quiero que al presentar las cosas con humor negro, alguien reflexione y diga: ¡Basta!

¿Por qué se llama Sweet Dalila y por qué este personaje es mujer?

Porque quise ironizar con la dulzura -sweet- y porque Dalila venció a Sansón, encima, para satirizar más, Dalila significa Delicada. Y es mujer porque las mujeres tienen una capacidad de raciocinio muy fuerte. Sweet Dalila es el arquetipo de un ser humano, pero con todas las ventajas de una mujer.

Aquí les dejo dos episodios.





Creo que debo agregar que esta serie fue hecha antes de que empezaran los asesinatos de pilotos, por lo tanto aclaro así que ni el director (me imagino), ni yo, apoyamos este tipo de violencia.

Para seguir con el tema de la violencia desde y hacia las mujeres, les recomiendo que el volumen de mayo de la revista LaCuerda de Guatemala, que pueden leer aquí.

10 comentarios:

Engler García dijo...

Te recomiendo el siguiente reportaje. Es exactamente sobre el tema que propones.

http://www.gatopardo.com/ReportajesGP.php?R=51

ixmucane dijo...

Hola Engler,

mil gracias por la recomendación. No conocía el artículo. Y tienes razón. Precisamente estas sicarias y las reinas del narco han propiciado la pregunta de por qué una mujer puede ser violenta.

Yo creo que la pregunta debería ser, en general, por qué las personas son capaces de tanta violencia. Y como cualquier persona, las mujeres no son una excepción.

El artículo que me inspiró fue este: http://www.albedrio.org/htm/articulos/j/jaavaldez-004.htm

Muchos saludos y gracias por aportar a la discusión.

ixmucane dijo...

Por cierto, en Guatemala hubo un caso de violencia extrema de una mujer hacia su empleada doméstica http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/resumen/60796

Pero, al parecer, como dije, estos tipos de violencia son aceptados por la sociedad, por ser hacia un subalterno.

Duffboy dijo...

Uff, qué grueso lo de la violencia al subalterno (Julio Serrano Echeverría, cineasta y poeta, ha escrito bastante sobre este fenómeno). Me llama mucho la atención The Tree of Life, ajeno a cualquier discurso de género. Te cuento que estoy en preproducción de mi segundo cortometraje, protagonizado por una mujer (Beatriz Del Cid), y codirigido por mí y por Mariaandré Martínez.

Será lo último que haga en cine en lo que va del año, y lo último audiovisual que incluya matices de violencia. Necesitamos un respiro d ella.

ixmucane dijo...

Luis, qué emoción que me visites. Y qué buenísimo que estás haciendo un nuevo cortometraje. Al final, dónde se consigue la versión final de Correo de Voz?

En cuanto al caso de violencia hacia al subalterno, lo peor es que a la señora no la condenaron. Sigue allí y se hablaba que posiblemente había otra chica sufriendo maltrato en su casa. No sé si el esposo siga de candidato por VIVA.

En cuanto a Julio, sí claro, me acuerdo de su post sobre el Diario de Roldán. Me confieso Gruppie de su obra. Por cierto, tengo un análisis de "Las palabras y los días". La puedes leer aquí.

Tal vez nos vemos en julio. Y mantenme actualizada sobre el nuevo cortometraje, porfa.

Un abrazo!!

jcab dijo...

Muy interesante el enfoque que le has dado a esta entrada. Nos falta evolucionar mucho como sociedad para romper con esos roles pre-establecidos que creo que son a mi parecer debido al miedo de las personas para profundizar en los rasgos que definen la personalidad de alguien.

Nos es más fácil clasificar en grupitos predeterminados a las personas que intentar razonar y conocer más el por qué de las acciones de cada quien. En el caso de la mujer pues dependiendo de la acción ya se dice que es buena, mala, bruja, puta, violenta, sumisa...

Me sorprende por ejemplo que a estas alturas uno de los estereotipos de mujer mas aceptado por la sociedad guatemalteca es el de Wendy de Berger, una mujer a la sombra de su marido que parece sacada de la película The Stepford Wives.

En fin, me parece genial utilizar estos medios para abrir debate sobre estas barreras que hay que romper.

Un saludo!

ixmucane dijo...

Gracias Jorge!! Qué emoción que te pases por acá.
Pues sí, así entre todos tal vez logremos, poco a poco, ir cambiando los roles preestablecidos.

Un abrazo.

Lucha dijo...

¿Queres escribir en la Cuerda? A qué correo te escribo?

ixmucane dijo...

Me encantaría, Lucía:
cinesobretodoARROBAhotmailPUNTOes

y gracias por venir :)

Mendel Samayoa dijo...

Te agradezco miles el haberte tomado el rato para rescatar esta antiheroe nacional de principios de siglo, Mil gracias y un abrazote desde tu Guatemala.
Efectivamente el capitulo del chofer se produjo antes de todo este asunto pero igual te recomiendo en mi FB la nota @PERROS CONTRA PERROS@ acerca del tema, saludo cari;oso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...