miércoles, 3 de junio de 2009

FUR - Retrato de una obsesión


(Trailer versión original)

FUR, una biografía inventada de Diane Arbus, cuenta la historia de un triángulo amoroso entre la fotógrafa Diane Arbus, su esposo y su vecino, un hombre misterioso. Cuando vi esta película del director Steven Shainberg me impresionó por tres razones:


  1. Alicia en el País de las Maravillas
    El mismo amigo que me recomendó "El Inmortal" de Borges en referencia a "Entrevista con un Vampiro" me aconsejó leer a "Alicia en el País de las Maravillas" de Lewis Carroll, lo cual le agradezco un montón porque si hay un libro que se cita constantemente en casi todas ramas del arte es éste. Por eso, en cuanto oí que Lyonel decía "perdí mi conejo" y luego invitaba a Diane a una taza de té, me dije, mmm, Alicia. Luego vino lo de la galleta, Alicia y la puerta pequeña, el vestido azul, el tablero de ajedrez... Me imaginé que era una idea del director, pero al parecer el director la tomó de una frase que dijo Diane Arbus, que cuando ella tomaba fotos a personas "exóticas" se sentía como "Alicia en el País de las Maravillas", y fue así que el director escogió este tema para presentar esta biografía, medio cierta medio inventada, de esta fotógrafa. Para ello contrató a una artista y diseñadora, la que realizó el decorado para la película, lo cual fue un muy buen trabajo. Si la ven los invito a descubrir cada una de estos detalles.

  2. El dominante dominado
    Como en "Secretary", una película anterior del mismo director, se juega a invertir los roles tradicionales. Por un lado, viendo a Nicole Kidman en estos trajes de los años 50, nos hace recordarla en la película “Las Mujeres de Stepford”, pero poco a poco vemos que ella no es la “esposa ideal” de ese entonces, sino que tiene muchas características, por ejemplo su exhibicionismo, que la separan del cliché.
    Por otra parte, la forma más común de presentar al “freak” o al “exótico” es como una figura que, aunque sea físicamente fuerte, en realidad es débil y necesita ayuda (recordemos, por ejemplo, a “Edward manos de tijera” de Tim Burton, a “Vincent” de la serie de televisión La Bella y la Bestia o “El Hombre Elefante” de Lynch). Sin embargo en este caso Lyonel es el dominante en este triángulo amoroso. La sumisión de Diane a Lyonel (una sumisión como juego erótico, no como rol tradicional) a la vez la libera y la hace fuerte, como antes lo había hecho con la secretaria de “Secretary”.
    Es interesante, también, que el esposo de Diane haga de todo por ser un poco “freak” como Lyonel, pero claudica cuando le dice a su esposa “yo soy demasiado normal, no soy tan interesante como él”.
    La interacción entre Nicole Kidman y Robert Downy Jr le da credibilidad a estas constelaciones inusuales. El tensión erótica entre ellos funciona muy bien, más aún con el toque sensual que le pone Downy Jr. a su voz.

  3. Una historia de liberación y renuncia
    Diane logra liberarse y encontrar su verdadera vocación lejos de los roles convencionales. Pero esta liberación implica renunciar a la familia y a la seguridad que tenía. El desprenderse al final de su ropa para poder tomar fotos en un campo nudista podría tomarse como una metáfora de este “dejar atrás el pasado para descubrirse a sí misma, sin las ataduras del convencionalismo”.


(Versión española)

Hay dos cosas que no me gustaron. Primero la mirada de tonta que pone a veces Nicole Kidman. Sin embargo hay que ver que el único que ha logrado esa mirada de curiosidad inocente ha sido Tom Hanks en “Big”.
Segundo, si bien Lyonel es un personaje muy sexy, los demás “exóticos” están presentados como “freaks”, no como personajes comunes.

Y por último una nota interesante: el personaje de Lyonel estuvo inspirado en un personaje real, un muchacho llamado Lyonel que sufría de hypertrichosis.
Ah, se me olvidaba, aquí pueden ver unas fotografías tomadas por Diane Arbus.


Ay la ven y me cuentan.

2 comentarios:

el Kontra dijo...

Esta lica la vi aquí en el cable y me pareció muy buena, sumamente entretenida. Para mi Downey Jr. es un actorazo y es realemnte la estrella de la lica. Me encanto tu reseña y coincido contigo en el sentido de que la Kidman no hace un muy buen papel. Lo que más me gusto de la lica es lo bien confeccionada que está, da gusto verla los cambios de ambiente entre la casa de ella y el cuarto de Lyonel.

Tus tres puntos son muy buenos pero me gusto bastante el tercero, no lo había visto así, tenés razón.

De paso, el autor de Alicia en el País de las Maravillas es Lewis Carroll, le diste una vueltecita nomás ;)

Abrazo

ixmucane dijo...

Uuuuuy, cierto. Lapsus calamis! ;-) Ya lo corregí. Gracias!

Un graaan abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...