martes, 15 de septiembre de 2009

Gasolina - la película


Les prometí Gasolina, así que aquí les va. Además creo que va muy bien con el Día de la Independencia y los fervores patrios. Digo, porque creo que si hay una indepencencia que hay que celebrar, es aquélla que se logra a través de la cultura. Y si hay algo que me hace sentir orgullosa de Guatemala, es precisamente el trabajo creativo de los artistas. Bueno, mejor empecemos con la reseña.

Para hacer una reseña de la película Gasolina del director guatemalteco Julio Hernández Cordón, ganadora del premio Horizontes Latinos del año pasado en el Festival de San Sebastián, me pareció conveniente desglosarla en algunos de sus temas.



Road Movie
Gasolina es una road movie de tres amigos en camino hacia la libertad. Como en la película alemana Knocking on Heaven's Door, o como en Y tu mamá también el mar como objetivo final sirve como metáfora del anhelo de libertad, de liberación, un lugar para respirar, lejos de la civilización que oprime y sofoca. Me imagino que también por eso se presenta el problema del asma de uno de los protagonistas. También sabemos de las Road Movies que el final del camino no siempre presenta soluciones o da a los personajes lo que que buscan.



Coming of Age
Una de las facetas mejor logradas de la película es este tema. Los adolescentes que se encuentran entre la niñez y la etapa adulta. Uno de los protagonistas ha embarazado a otra adolescente, pero no tiene idea de la responsabilidad que eso implica, y se mantiene huyendo de ella. Otro maneja un carro, otra responsabilidad de adultos, ya que se juega con las vidas, sin embargo roban gasolina para hacerlo andar. El tercer amigo es un macho violento, que sin embargo usa una capa de superhéroe. Y la parte que más me impresionó, y es cuando yo dije, ajá, aquí hay una idea genial, fue cuando, entre tanta violencia en el trato personal, los amigos se ven volando un avión, típica escena de fantasía de niños. No sé si alguien se acuerda de Los Muppets-Babies que siempre jugaban a ser otros, y esta fantasía los transportaba a todos a otra realidad. Algo como un sueño colectivo. Esa escena de los pilotos de avión es fantástica (en todo el sentido de la palabra).

Conflicto Generacional
En lo que se ve de la película, no hay diálogo posible entre los adultos y los adolescentes. Todo se maneja a través de la violencia. El papá de la adolescente embarazada es incapaz de hablar con el chico para buscar soluciones, sino lo que quiere es pegarle. Lo cual, por supuesto, tampoco le ayuda a su hija. El trato con el tipo a quien le intentan vender el sintetizador tampoco es muy amigable. Y la tía, en lugar de preguntarle a su sobrino, qué piensa hacer con el bebé, solo le enseña a defenderse, sin respeto por los amigos de su sobrino. Por otro lado, ellos tampoco sienten respeto por los adultos, ni reconocen la autoridad, ni de la mamá ni del guardián.



Dos desaciertos de la película son los diálogos, bastante simples y muchas veces repetitivos, y el ritmo, a veces lento. Esto del ritmo hace que algunos momentos cómicos se pierdan un poco. Lo cual es una lástima, pues tiene algunas "puntadas" bastante buenas, como cuando conectan el aparato que están vendiendo y se funden los fusibles.

La violencia omnipresente, principalmente en las relaciones interpersonales y en el lenguaje, es dificil de soportar, y tal vez necesitaría un poco más de momentos cómicos que le proporcionara descanso a los espectadores. Sin embargo esta violencia omnipresente es un elemento común en la literatura y el arte actual en Guatemala. Es, al parecer, una necesidad actual en el proceso creativo.

A pesar de los problemas técnicos y de diálogos, puedo decirles que vale la pena verla, que el premio fue muy merecido y que tengo mucha curiosidad por ver la próxima película de este director, que espero tenga más de los momentos geniales, más fantasía, ya que en mi opinión, es su punto fuerte.

Bueno, para finalizar quiero brindar con todos los guatemaltecos, mexicanos y centroamericanos por las mentes libres, por los poetas, escritores y artistas independientes. Y les recomiendo el artículo de Dante Liano de hoy. Saludos a todos.

2 comentarios:

el Kontra dijo...

Jelou Ixmucané, buena reseña, te soy honesto, me hubiese gustado que tuvieras una opinión diferente a la que yo tuve de la película para así tener un debate (que seguro ganas, pero al menos me fogueo). Pero debo decir que coincido contigo, ya lo había comentado en otro bló, la idea detrás de la película me gusto bastante al igual que el retrato de la juventud urbana y los conflictos generacionales.

En lo personal perdono algunos fallos técnicos porque se lo difícil que es trabajar con un prespuesto muy limitado. Ahora bien, coincido contigo en los tramos lentos de la lica en cuanto a que cortan más el flujo de la misma que brindar una pausa incluso como para reflexionar. Luego el diálogo que resultó redundante, pero sin caer en agunas polémicas que se desataron alrededor de la película espero que el próximo proyecto del Hernández mantenga los aciertos de gasolina y supere los desaciertos.

Besos

ixmucane dijo...

Hola Kontra,
no te preocupes que vienen otros posts para discutir. A mi me alegra que coincidas conmigo, ya que te considero muy pilas en cuanto al cine. Deberíamos unirnos y hacer una revista, no? ;-)
Besos 100% chapines.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...